JA Teline V - шаблон joomla Форекс
18
Sun, Feb

LOCALES

Era una madrugada lluviosa, en la morgue de Milagro había desesperación, dolor, angustia, desconsuelo y, en medio de ello, estupor porque familiares de 20 fallecidos en un accidente de tránsito, que habían llegado de Guayaquil, se enteraron de que en ese cantón, el tercero más poblado de Guayas, cobran por las autopsias más de $ 200.

Lo ratifican habitantes milagreños. De ahí que no sea aislado el reclamo y desconcierto de una mujer que decía que le pautaron $ 250 por el cadáver en la madrugada del sábado 14 cuando dos médicos legistas y seis auxiliares se encargaban de las autopsias, que incluían rearmar cuerpos desmembrados luego de una estrepitosa colisión en la vía Yaguachi-Milagro, casi a las 21:00 del viernes 13.

En medio del dolor por la pérdida, la intención de cobro supuso un golpe que muchas familias en Milagro sí han soportado. No hay médicos legistas pagados por el Gobierno y la población liga esta carencia a supuestos casos de abuso, extorsión y maltrato, refiriendo a médicos que al parecer imponen tarifas, trabando la entrega de protocolos de autopsias.

Los fiscales de Yaguachi, Modesto Freire; y de Naranjito, Pedro Orellana, admiten un trasfondo de penurias. Hablan de la necesidad de que en Milagro haya legistas asignados por el Gobierno, incluso al servicio de la población circundante. Freire se refiere a la liberación de un detenido por violencia sexual, luego de que la familia de la víctima no pudo costear un examen de reconocimiento. “Si se terminan las 24 horas de flagrancia, queda libre”, sustenta.

Los parientes de los 20 fallecidos no pagaron las autopsias. El gobernador Luis Monge abogó por un costo mínimo, y esos valores fueron asumidos por los alcaldes Daniel Avecilla, de Yaguachi; y Denisse Robles, de Milagro. Wilson Rivera, legista que hizo pasar a la morgue al gobernador, dice que acordaron $ 150 por cadáver y niega que hayan pedido $ 250.

Rivera sostiene que las tarifas están reguladas por el Consejo de la Judicatura, que por autopsia son casi $ 200, que no necesariamente la familia del fallecido debe pagar sus honorarios, que él puede enviar su factura al Consejo. Lo ha obviado, admite, y alude supuestos trámites fallidos o demorados.

En el reglamento del sistema pericial integral de la Función Judicial consta, en el art. 24, que los honorarios de peritos serán pagados por el Consejo de la Judicatura, la Fiscalía General, “o por las partes interesadas, según sea el caso”. El documento, del 2014, también refiere trámites, forma de pago y tabla tarifaria, entre otros ítems.

Alberto Durango, dueño de una funeraria en Milagro, afirma que las familias que requieren de una autopsia son objeto de extorsión, abuso y maltratos de parte de médicos, o más bien de un sistema en desmedro de quien ya está dolido por la pérdida. Habla de trabas en la entrega de protocolos de autopsia, de contubernios entre auxiliares de morgue, legistas, servidores de funerarias; de categorías de muertos, que se cobra más por víctimas de accidentes de tránsito por codicia, aparte de los $ 5.000 que la familia podrá recibir por indemnización.

Alfredo Larreta, de 30 años, se enoja al mencionar que en junio del 2016 no podía sepultar a un hermano porque un médico en Milagro no le extendía el protocolo de autopsia al rehusar pagarle $ 500 por honorarios, a más de que ya había entregado $ 80 al “abridor” de cadáveres (auxiliar de morgue).

“Nos citó en su oficina, nos maltrató, que eso era lo que él cobraba, así nos tuvo dos días hasta que nos dejó en $ 300”, relata furioso y asegura también que hay abuso de médicos en Milagro, que de ello no están exentos los cantones vecinos.

En caso de conductas inapropiadas, el Consejo de la Judicatura señala que podrá eliminar al médico del registro de peritos calificados, que el reglamento citado antes estima la causal de que si cobró valores diferentes establecidos por un juez o un fiscal. “Incluso podría existir una infracción penal que tendría que ser investigada por la Fiscalía”, sostiene en un correo remitido a este Diario.

El aludido no es Rivera, cirujano con una maestría en Medicina Legal. Apoya el que haya legistas asignados por el Estado. Dice que una colega y él asumen turnos semanales para cumplir procedimientos ligados a Criminalística, que a veces por su labor dejan sus casas en las madrugadas, que el cobro de honorarios es su derecho.

A través de una campaña en Facebook, Durango, el dueño de la funeraria, captó 1.500 firmas de respaldo al pedido del servicio. Incluso ha hablado de ello con la fiscal provincial, Patricia Morejón. Afirma que en septiembre, el fiscal Galo Chiriboga prometió para este mes nombrar médicos legistas. Él espera que eso se cumpla.(I)

OTRA VÍCTIMA

AUMENTA CIFRA
Guayaquil 

La madrugada de ayer falleció uno de los heridos que dejó el triple choque en la vía Yaguachi-Milagro, que estaba asilado en la clínica Panamericana, en Guayaquil. Wilmer Reina, de 17 años, estaba con pronóstico reservado. Con ello, la cifra de fallecidos en ese accidente de tránsito llega a 21.

Posturas en torno al servicio de autopsias. 
Testimonio
Wilson Rivera: Médico legista
‘Se trata de solucionar problemas’

“He dicho que tienen que venir dos médicos legistas remunerados, con sueldo, porque aquí mucho hablan, se van contra nosotros, que cobramos una barbaridad (...). La Judicatura nos da un valor que el mínimo es de $ 200, nosotros nos valemos a la tabla. En la tragedia vino el gobernador (Luis Monge), habló con nosotros y estuvimos de acuerdo, cuando hay que trabajar y ayudar hay que agachar el hombro. Los familiares tienen que cancelarnos; cuando es de tránsito, con la firma de nosotros y el protocolo les dan $ 5.400, les dan para costear los gastos de mortuoria del médico y el abridor. Les sobra, entonces cobramos $ 300”.

Fuente: eluniverso.com