JA Teline V - шаблон joomla Форекс
21
Sat, Apr

EDITORIAL

Este año 2016 es eminentemente político y la ciudadanía espera que los líderes de los partidos y movimientos legalmente reconocidos, hagan sus mejores esfuerzos para escoger a los ciudadanos más patriotas, brillantes, honestos y destacados en sus actividades diarias, para inscribirlos como candidatos, y de esta forma, aspiren a ocupar los cargos de elección popular en los comicios de Febrero del 2017.

Pero, en el marco de la búsqueda de los mejores elementos que se presenten ante el electorado, para pedir el respaldo popular, se levanta un verdadero clamor, desde todos los rincones de la patria, para que la dirigencia política nacional, tome en cuenta a los ciudadanos que, teniendo méritos cívicos, profesionales, carisma y entereza en la presentación de sus propuestas políticas, no provengan exclusivamente de las grandes ciudades como lo son: Quito, Guayaquil y en algunas ocasiones de Cuenca, sino también de otras latitudes de la patria.

La historia del país está plagada de ejemplos de brillantes ciudadanos provenientes de provincias, que no son las más pobladas del Ecuador, y que han dejado profundas huellas en la vida cívica de nuestra patria.

Uno de ellos, es el ciudadano considerado como "el mejor ecuatoriano de todos los tiempos": Eloy Alfaro, quien nació en Montecristi, Manabí. Fue el fundador del liberalismo y responsable de los más importantes cambios que se han realizado en nuestra patria, como el voto de la mujer, la construcción del ferrocarril que unió la Costa con la Sierra, el Laicismo en la educación publica, fundó la Escuela Superior Militar para la formación de los oficiales de nuestras Fuerzas Armadas, que hoy lleva su nombre y que institucionalizó la carrera militar en nuestros mandos castrenses en general; y otros cambios para beneficio de la patria y que están en plena vigencia.

La provincia de El Oro, también, al igual que otras, ha dado a la patria ciudadanos brillantes, como el General Manuel Serrano, que fue uno de los asistentes del General Alfaro y que lo acompañó siempre, muriendo con él, en la Hoguera Barbara del 28 de Enero 1912, en Quito. La familia Larrea Alba, cuyos integrantes han servido a la patria con brillantez en todo momento, etc.

La provincia de Loja dio al país un gran Presidente como el Dr. Isidro Ayora Cueva(1929-1931), que hizo cambios profundos en la patria como la Fundación del Banco Central del Ecuador. Allí nació un gran político y amante de la cultura como el Dr. Benjamin Carrión, que fundó la Casa de la Cultura Ecuatoriana, y fue candidato a la Vicepresidencia de la República, integrando el famoso binomio: "PARRA-CARRIÓN, es Revolución". En esta provincia vió por primera vez la luz del mundo, la Dra. Matilde Hidalgo de Procel, que fue la primera ecuatoriana en practicar su profesión de médica, en ejercer el derecho al voto y ser funcionaria pública. La provincia del Tungurahua y su capital Ambato, dieron al país al gran literato y político Juan Montalvo, cuya producción literaria, con textos como: "Los capítulos que se le olvidaron a Cervantes", "Las Catilinarias", etc, que han sido ampliamente reconocidos a nivel nacional e internacional.

La provincia del Carchi, le dio al país el empresario y dirigente deportivo Rodrigo Paz, que con muchos méritos fue electo Alcalde de Quito. La ciudad de Riobamba, capital de la provincia del Chimborazo, trajo al mundo al gran militar, defensor de nuestra integridad territorial y también electo Alcalde de Quito, General (sp) Paco Moncayo Gallegos. La provincia del Napo y su capital Tena, al Coronel (sp) Lucio Gutierrez Borbúa, elegido por el pueblo Presidente de la República.

Afortunadamente, ahora, los directivos de los partidos y movimientos políticos del país, si tienen como escoger a destacadísimos ciudadanos, en las diversas provincias del país, para que aspiren a la Presidencia de la Republica, la Vicepresidencia, que formen parte de sus listas de candidatos a nivel provincial y nacional, en las distintas tendencias ideológicas, vigentes en el país.

Es verdad que la inclinación a escoger candidatos oriundos o residentes en Quito, Guayaquil y a veces de Cuenca, se debe a que estas ciudades son las más pobladas, y los votantes en las mismas, son la mayoría del Ecuador, sin embargo, la unidad de la patria impone que los mejores ciudadanos sean tomados en cuenta para candidatizarlos, no importa de que lugar de la patria provengan por más remoto que sea. La unidad de la Patria lo demanda. Gracias.

Lcdo. Jose Medina Correa