JA Teline V - шаблон joomla Форекс
21
Sat, Apr

EDITORIAL

No, no, no hay soluciones mágicas caidas del cielo. Sólo hay medidas pragmáticas, que al igual que los buenos remedios, en un momento dado, pueden ser amargos y hasta provocar efectos secundarios.

Los ecuatorianos sabemos que tenemos un país de riquezas inconmensurables, pero que deben ser aprovechadas de manera técnica, responsable y racional, de tal manera que dejen beneficios a todos, implantando pleno optimismo por un futuro mejor.

Pero, lamentablemente, el bomm petrolero que lo vivimos con un barril cuyo precio llegó hasta los 140 dólares, en el actual Gobierno, fue parcialmente aprovechado. Si bien se han construido grandes centrales hidroeléctricas, magnificas carreteras, universidades, colegios, Escuelas del Milenio, obras de infraestructura para prevenir inundaciones, etc., se ha descuidado mejorar la productividad agricola y el nivel de vida de nuestros campesinos y ganaderos, el que sigue siendo precario.

Esta omision, al parecer similar a la que han cometido otros gobiernos de la misma tendencia política, ha hecho que, por ejemplo, en Venezuela, el Presidente Nicolás Maduro, ha ordenado, como medida emergente, incluso a los SOLDADOS DE SUS FUERZAS ARMADAS, que se pongan a sembrar miles de hectáreas de tierras aptas para el cultivo QUE EN ESE PAÍS EXISTEN EN ABUNDANCIA, y que habían sido abandonadas en años de bonanza petrolera, por los 16 años de chavismo.

En nuestro país, también tenemos que aumentar nuestros niveles de productividad, ingresando de manera definitiva a la agricultura orgánica, dejando de lado los insumos químicos fabricados por empresas multinacionales, denunciadas en el mundo, por los  perjuicios que generan con sus productos nocivos para la salud. Los productos agrícolas sin químicos, tienen alta demanda en el exterior, por lo que debemos exportar más e importar menos, especialmente productos suntuarios. Nuestro país tiene que ser autosuficiente en el consumo de alimentos, dejando de lado los importados.

El Gobierno debe entender que su nivel de gastos debe disminuir, por ejemplo: suprimiendo ministerios ineficientes como el del Buen Vivir, que no se sabe que beneficios prácticos genera a la sociedad; los ministerios coordinadores, etc. Vender bienes que mejor funcionarían con la empresa privada, como la empresa de aviación TAME, el Banco del Pacífico, los medios de comunicación incautados, los cientos de locales, edificios, departamentos, haciendas, que están en manos de INMOBILIAR, y que eran parte de la banca quebrada y que en manos del Gobierno, sólo se están deteriorando en forma irresponsable.

En definitiva, el manejo de la economía tiene que ser cumplido, sin demagogia, con gran responsabilidad y dejando de lado absurdos desperdicios que han sido denunciados públicamente, fortaleciendo la dolarización.

Lcdo. Jose Medina Correa