26
Mon, Oct

EDITORIAL

La crisis económica, social y política, que se viene manifestando desde hace varios años en el Ecuador, y que se ha agravado con la corrupción y la incompetencia del gobierno actual, encabezado por el Presidente Lenín Moreno, amenaza con estallar. ante la imperiosa necesidad de la ciudadanía de salir del encierro para ganarse la vida con honestidad y de cualquier manera, como ha sido siempre, en la actividad formal e informal, a la que se han dedicado.

 

Luego de más de 45 días de encierro en los domicilios de los ciudadanos, muchos de los cuales, son sólo un refugio para dormir, y no un lugar para permanecer allí todo el día, por su estrechez y falta de toda comodidad, debido a la pobreza de sus propietarios, se entiende que las restricciones al derecho al trabajo y a la libre movilización, que los garantiza la Constitución, tienen que ir disminuyendo y darse la posibilidad que los ciudadanos, puedan salir a ganarse la vida honestamente y sin las dádivas de autoridades que buscan, siendo generosos con plata ajena, tomarse la foto y ganar aplausos con ello.

 

Estamos ante una emergencia de grandes proporciones y la ciudadanía guayaquileña y ecuatoriana, ha demostrado, salvo excepciones, disciplina y acatamiento a las normas, como el contínuo lavado de manos, el uso de mascarillas, guantes, etc. Además las prohibiciones a la circulación de vehículos ha funcionado adecuadamente, pese a que algunos conductores, fueron sancionados por violar las restricciones a los números de las placas.

 

Por lo tanto, es necesario que urgentemente, se ordene la reanudación de las actividades productivas y que sean los ciudadanos, los que asuman la responsabilidad del caso y que al adoptar las medidas sanitarias pertinentes, prevengan el contaminarse de la enfermedad.

 

Autor: Lcdo. José Luis Medina Correa

Director de www.estopensamos.com

 

 

0
0
0
s2sdefault