26
Mon, Oct

EDITORIAL

Nuevamente el mundo entero, y su comunidad científica, pese a los grandes esfuerzos desplegados, que han sido inútiles, tiene como único camino disponible para el COVID-19, declararlo incurable, como en otros casos, debido a que, inclusive, los que se han curado, aparentemente, pueden otra vez, contraer la enfermedad.

 

Los esfuerzos científicos, invirtiendo para ello mucho dinero, están encaminados por medio de vacunas, a prevenir y evitar el contagio, pero una cura, al cien por ciento, hasta ahora, es poco probable.

De esta manera, el COVID-19, se suma a otras enfermedades como: Cáncer, Alzheimer, SIDA, Diabetes, Ébola, Asma, Gripe y el Resfriado Común, entre otras, que son incurables.

Siendo esta, una realidad incontrastable, es necesario que las autoridades competentes se percaten que la ciudadanía, está consciente que tiene que tomar las medidas necesarias para evitar el contagio, y qué, adoptando las precauciones como el uso de mascarillas, guantes y guardando la debida distancia, puede evitar contraer la enfermedad, y si la sufre, 8 de cada 10, pasan a ser asintomáticos (que no tienen los síntomas).

Lo mencionado, nos lleva a demandar, de manera urgente, a nuestras autoridades. que levanten las restricciones de aislamiento impuestas hasta ahora, y que se permita a los diversos sectores de la producción, movilizarse para generar empleo y recursos para sobrevivir.

Autor: Lcdo. José Luis Medina Correa

0
0
0
s2sdefault